El locus de control, la báscula de la autoestima

imagesEl  ”locus de control” es un témino básico utilizado en Psicología y se refiere al lugar donde ubicamos el control o la causa de lo que ocurre en nuestras vidas.

El locus de control, como rasgo de personalidad, fue propuesto a partir de la teoría del aprendizaje social por Julian B. Rotter y toma un papel importante en el desarrollo de nuestras habilidades de autocontrol emocional. Ademas, varios estudios muestran una relación entre nuestro “locus de control” y la autoestima.

Cuando el locus de control lo ubicamos fuera de nosotros lo llamamos “locus de control externo” y cuando lo ubicamos dentro hablamos  ”locus de control interno“.

Estos es, cuando percibimos que los acontecimientos ocurren como resultado de nuestras propias acciones, es decir, cuando percibimos que controlamos nuestra vida hablamos de locus de control interno.

Por el contrario cuando percibimos que los acontecimientos ocurren como resultado del destino, la suerte, el azar u otros, hablamos de locus de control externo

El locus de control interno

Se relaciona con el esfuerzo, las habilidades y la responsabilidad personal. Las personas con locus de control interno atribuyen las causas del éxito o fracaso como algo interno a ella. Confían en sus habilidades, esfuerzo y persistencia en una tarea para llegar a un resultado deseado, lo cual induce a pensar que los resultados pueden ser controlables, por lo que es posible hacer algo como por ejemplo aprender o practicar para alcanzar objetivos.

El locus de control externo

Cuando el locus de control es externo, la percepción de los acontecimientos es percibida como resultado de causas o factores externos (suerte, destino, otra persona).  Los acontecimientos se perciben como incontrolables y sin relación con nuestro desempeño. En este caso suelen atribuirse las responsabilidades a otras personas.

Las investigaciones

Los resultados de varias investigaciones han mostrado una relación entre el locus de control y la autoestima.

Las personas con altas puntuaciones en “locus de control interno” contribuyen a aumentar su autoestima y crean expectativas optimistas en cuanto al futuro. La autoestima involucra sentimientos de auto-aceptación, auto-respeto y quererse a sí mismo.

Mientras que las personas con altas puntuaciones en “locus de control externo” atribuyen sus logros al destino o la suerte y no al resultado de sus acciones. No se sienten responsables de no lograr lo que desean por lo que no necesariamente hace disminuir su autoestima.

Mi experiencia personal

Tiempo atrás tuve tendencia a atribuir al exterior las causas de ciertos acontecimientos de mi vida. Tras la práctica comprendí la responsabilidad que se deriva de mis acciones y de mi actitud en lo que respecta a lo que ocurre en mi vida. Sí he podido experimentar una tendencia al alza en lo que se refiere a mi autoestima y hoy por hoy considero de vital importancia tener conciencia de nuestra responsabilidad ante cualquier situación.

Los que me vais conociendo sabéis que intento ser directa, sencilla y práctica. Así que a pesar de que estos estudios han sido revisados y ampliados, hoy sólo os presento esta pequeña introducción.

“No es que controle mi vida, es que percibo que mi actitud es fundamental en sus resultados”.

Un abrazo,

Nuria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*